Te recomiendo

Proyectos sin objetivos marcados, nacidos de paranoias: los que más molan

IPETH 2013
Escrito por Carlos Guerrero

¿Participarías en un proyecto cuya finalidad no está clara? ¿Aunque parezca que son una locura y difícilmente extraigas algún provecho? ¿Aunque nazca de una paranoia ajena?  Yo sí. Lo hice la semana pasada y lo volvería a hacer mañana.

EL PORQUÉ DE ESTA AVENTURA

Hace unos días, se puso en contacto conmigo, a través de un contacto en común, Paco Millán (@millanettic). Un auténtico genio, profesor de fisioterapia en la Universidad Miguel Hernández de Elche el cual, me pidió cinco minutos para explicarme qué necesitaba de mí.

Durante su monólogo, no pude dejar de escucharle, aunque hubiera mentido respecto al tiempo que necesitaba para contarme el porqué de su llamada. Su pasión me capturó y el entusiasmo de su voz me cargó las pilas. Pero, ¿qué quería?

Paco me contó, que en pocos días iba a participar como ponente en un congreso internacional sobre fisioterapia en México, el #IPETH2013, en el cual, entre otras cosas, iba a ser el responsable de impartir un taller sobre Fisioterapia 2.0. En otras palabras, tratar de acercar multitud de herramientas online al entorno de la fisioterapia, para enriquecerlo y hacerlo más interactivo.

Uno de los objetivos, si se le puede llamar así, era el de crear una especie de comunidad donde todos los interesados en fisioterapia 2.0, fisioterapia a secas o simplemente cualquier interesado, pudiera adherirse para aprender, experimentar, compartir, crear…  Sin embargo no sabíamos qué nos íbamos a encontrar.

@millanettic pensó además, que no era productivo realizar un taller con todos los participantes, sino que sería mejor subdividirse en grupos y que cada uno pudiera realizar un taller diferente para luego poder poner en común y facilitar la creación de dicha comunidad.

De esa manera, y al realizarse cada taller a través de la herramienta Hangout de Google, el taller quedaba grabado y había más variedad de contenidos al tiempo que seguía siendo accesible para todos los asistentes. Paco = genio.

Pues bien, aunque me sumé al equipo a tan solo una semana del evento, todavía entonces existía una gran incertidumbre sobre lo que iba a pasar. Ninguno de nosotr@s conocía el nivel de conocimientos informáticos de los asistentes al congreso, y sin embargo, andábamos preparando pequeños microtalleres sobre:

-Estructura de soporte – Web Dessign & Blog – por Joaquín Requejo

-Herramientas audiovisuales – YouTube, Instagram, Vine… – por Francis Deusa

-Documentación, búsqueda de información y recopilación de datos – por Pedro Enrique Llamas

-Creación de fanpages en RRSS y Community Management – por mí mismo

¿QUÉ PASÓ?

El jueves 18 de julio, a las 23:00h (España), tras un día más de trabajo, y tras coger un poco de fuerzas, me encontraba preparado para conectar con Puebla, en México, hasta las 3:00 de la madrugada. Todavía sin saber qué iba a pasar.

Los tutores desde España hacíamos las últimas pruebas audiovisuales para asegurarnos de que todo saldría bien y, a las 23h y pocos minutos conectamos con el grupo de alumnos.

Paco Millán realizó una breve presentación de tutores y objetivos al tiempo que los que no la tenían, se configuraban una cuenta de gmail para facilitar el transcurso de la jornada. Y con esto, se desvelaba una de nuestras mayores dudas: el nivel en conocimientos sobre herramientas online 2.0 era bajo y la hora y media para los talleres iba a quedarse muy corta.

Dicho esto, los participantes eligieron el taller en el que iban a participar y cada uno de los profesores configuramos un Hangout público a través de Google+.

Llegó el momento de la verdad: tenía que explicar a un grupo de 5 personas con apenas conocimientos sobre social media cómo gestionar páginas de fans. A priori me había preparado para hablar de creación de páginas en Google+, Facebook, Twitter y Pinterest, así como de paso, dar pinceladas sobre la diferencia entre planificar y coordinar estrategias en social media y el community management, es decir, la gestión diaria de las cuentas.

Como és lógico, la cosa se quedó en Facebook y Twitter sin dar tiempo a más, para acto seguido, dar paso a la siguiente actividad del congreso: el #fisiodebate a través de twitter.

momento videoconferencia

¿QUÉ PASARÁ?

Una incógnita antes de que ocurriera y una incógnita al haber terminado. Nuestra misión en esta aventura no era más que la de mostrar a una comunidad las posibilidades de ciertas herramientas a través del entorno 2.0 y la de tratar de motivarles para que con ellas se animaran a generar cambio, revolución y enriquecimiento.

Al final, simplemente, les pasamos una copia, reproducción exacta de la pelota con la que nosotros, día a día, jugamos gracias a nuestros trabajos, y es momento de que ellos decidan si también quieren jugar. Lo que ahora pase es su decisión.

Por otro lado, lo que debe pasar y pasará, es que un equipo de tutores que se conocieron de manera virtual, quedará próximamente en algún lugar de la península (ya que cada uno es de un lugar distinto), para desvirtualizar y para, en mi caso, comprobar, que bajo esos rostros que conocí a través de webcams, se esconden unas personas enormes.

CONCLUSIONES/CONSEJOS

1.- El tópico “no hables con desconocidos” es una porquería. Hablar con desconocidos te permite seguir encontrando gente que disfruta con lo que hace y da lo mejor de sí misma. Hablar con desconocidos te permite recordar que esta sociedad tiene esperanzas y que no está tan podrida como algunos piensan.

2.- Los proyectos sin objetivos claros, pueden convertirse en los que más molan. Nunca rechaces una propuesta porque parezca que no tiene sentido, recházala cuando el que te la propone, habla sin sentido. Saber cuando una persona está o no comprometida con lo que dice es primordial y, seguramente, lo notarás en su voz. Si además, cuando te habla consigue llenarte de energía, seguramente tenga sentido y merezca la pena apostar por un imposible.

3.- Obligarte a hablar en público sin saber de qué vas a hablar. Sin duda, hacer cosas que no estás acostumbrado a hacer, es la mejor vía para salir de la famosa “zona de confort”. El crecimiento a través de estas experiencias es inmenso. Es recomendable y debería ser obligatorio tener que enfrentarse a situaciones de las que apenas conoces las variables. Mejorarás tu capacidad de adaptación e improvisación entre otras.

No es necesario crearse guiones de cómo hacer las cosas a la hora de ayudar a alguien a que aprenda a hacer algo, porque eso limita que aprendan por su propio camino, de un modo más enriquecedor. El que está mostrando lo que sabe no necesita un guión detallado de lo que hacer, sino sólo los objetivos finales de lo que quiere hacer. Si es profesional y sabe de lo que habla, su propia experiencia y conocimientos le dirán por dónde guiar para que quien aprende escoja sus caminos para llegar al fin, sin que le dirijamos tanto que matemos su creatividad.

4.- No importa tanto el qué, sino el cómo. Da igual que no estés fluido o que no seas el mayor (ni tampoco el del medio) experto del mundo en la materia. Si lo estás haciendo con amor y desde el cariño, el que te esté escuchando valorará tu esfuerzo. Si te esfuerzas en ofrecer algo porque lo sientes de verdad, el mensaje será entendido. Dar y recibir, son la misma cosa

Hay que empezar a desechar la idea de que el mejor docente o quien puede enseñar más es quien más sabe de algo, pues es un concepto totalmente equivocado (aunque a veces sea posible y la mejor opción). No hace falta ser el mejor en algo para lograr que otros aprendan. Hay que ser muy bueno sabiendo guiar y ofrecer posibilidades, estimular para que cada uno construya su camino. Ser muy bueno y técnico en algo, a veces hace que tu estilo docente (de “ayudador”) flaquee e intentes que aquellos a los que enseñas hagan las cosas clónicas, a tu estilo. Pero el estilo debe ser propio y dejar que los que aprenden se desarrollen a su propia manera, no como les digamos que debe ser.
Las evoluciones nacen de los caminos que no se marcan, las evoluciones nacen de las mutaciones sobre la “normalidad” y normalizando no hay evolución. Permitiendo que surjan los imprevistos y lo no esperado, se abren nuevas zonas en el mapa del conocimiento que luego otros pueden explorar para seguir evolucionando.

Sobre el autor

Carlos Guerrero

Ingeniero con la cara lo bastante dura como para dedicarse al Marketing. La única manera de trabajar es disfrutando. Futuro RockStar. Yo flipo, y tú?

Dejar un comentario